POR OTRO TRATAMIENTO EN EUROPA PARA EL FRANQUISMO

 

La parroquia de Cristo Rey en que se celebran los homenajes a Mola y Sanjurjo en  Iruña

La parroquia de Cristo Rey en que se celebran los homenajes a Mola y Sanjurjo en Iruña


La Unión Europea nació, como os he contado alguna vez, como solución definitiva para prevenir y eliminar cualquier riesgo de conflicto bélico entre las diferentes nacionalidades y pueblos que conviven en el continente. Por eso la defensa de valores como el pluralismo y el combate contra el totalitarismo son parte de los valores fundacionales del proyecto europeo. A la altura de esa exigencia moral está la respuesta que la vicepresidenta Reading nos acaba de enviar el viernes a una pregunta que hicimos varios eurodiputados sobre la participación de la Delegada del Gobierno en Cataluña nada menos que en un homenaje a los miembros de la División Azul, el grupo de voluntarios que combatieron a favor de los nazis en la segunda guerra mundial. Dada la vinculación del asunto con el nazismo, la respuesta europea ha sido rotunda, o por lo menos a la altura de lo que se espera de las instituciones europeas ante este tipo de asuntos.

La comisaria recuerda en su respuesta la decisión marco que obliga a los estados miembros a sancionar penalmente cualquier incitación pública e intencionada de la violencia y odio contra grupos o personas por su raza, color, religión, ascendencia u origen nacional o étnico y la exculpación o negación de los crímenes nazis. Igualmente anuncia que la Comisión está supervisando las medidas que aplican los estados en este campo y concluirá su informe a finales de 2013. Igualmente recuerda que a partir del uno de diciembre de 2014 podrá incoar expedientes sancionadores por incumplir la citada decisión de la que emana toda esta actividad. Finalmente la Comisión añade una aportación que me parece especialmente importante. La vicepresidenta de la comisión europea subraya la importancia de preservar la memoria de los crímenes cometidos por los regímenes totalitarios e insta a los estados miembros a adoptar las decisiones necesarias para garantizar su memoria histórica.

Con ese ánimo he intervenido en varias ocasiones en los plenos de Estrasburgo, porque siguen produciéndose casos que reflejan hasta dónde llegan las raíces que el franquismo ha hundido en determinadas sensibilidades políticas y porque creo que por el momento al menos hay dos varas de medir en Europa en torno a las catástrofes que el totalitarismo ha ocasionado en el continente. Por una parte está el holocausto nazi, sin duda la mayor atrocidad que se ha vivido en el continente europeo en el siglo pasado. No cabe duda de que en las instituciones europeas ese es un tema muy sensible y la mejor demostración es el tono resuelto y decidido con que se ha contestado a una pregunta sobre combatientes pro nazis.

Pero que el nazismo haya sido la mayor, la más brutal y más internacionalizada cacería humana padecida en Europa en el siglo pasado no quiere decir que haya sido la única. Hay estados miembros de la UE como España que han padecido dictaduras en tiempos no tan lejanos. Han sido dictaduras genocidas basadas en la eliminación física del adversario político, en su negación y en la observación de la xenofobia contra miembros de comunidades nacionales determinadas como Cataluña o Euskadi cuyas legítimas instituciones fueron arrasadas por el franquismo y con ellas las sociedades, las nacionalidades (usemos el término “constitucional”) y muchas de las personas a las que representaban. Las barbaridades se servían convenientemente envueltas para su digestión de modo que buena parte del imaginario colectivo hispano es imposible de entender sin asomarse al NO-DO, la enciclopedia Sopena y otras ilustres herramientas de “formación del espíritu nacional”, como se llamaba entonces al departamento de agitación y propaganda que copiaron, a la española, los franquistas del potentísimo aparato de propaganda Nazi. De eso poco o nada hablan los cansinos telepredicadores que se hartan de abominar por ejemplo del sistema escolar de Euskadi, quizá porque es el que, de largo, ofrece los  mejores resultados académicos del estado español.

Será que esta realidad o no se conoce suficientemente. Será que  las peculiaridades de la transición española compliquen el asunto. Será la complacencia con que Europa se olvidó de ese problema mientras ocurría. Lo cierto es que las barbaridades franquistas, en Europa tienen otro nivel de respuesta. De hecho la misma Comisión Europea contestó de manera mucho más tibia a una pregunta que hice sobre un asunto igual de escandaloso que el que nos ocupa. Se trata de los homenajes mensuales que impunemente se celebran en Navarra a los generales Mola y Sanjurjo sobre los que sigue sin producirse actuación oficial alguna. En aquella ocasión tuve que presentar un recurso para que me admitiesen a trámite la pregunta y costó conseguirlo, pero finalmente la Comisión respondió que los estados miembros deberían prevenir al apología de todo tipo de ideologías violentas independientemente de cual sea su parapeto ideológico. Podéis leer toda aquella historia en la Voz de Navarra que dedicó un importante espacio a contar aquello tanto cuando hicimos la pregunta como cuando recibimos la respuesta.

Ahora que la realidad nos recuerda, tozuda, que aquí queda mucho por hacer en materia de memoria histórica, ahora que tenemos plazos, fechas y responsables, me animo a hacer otra batería de preguntas sobre este asunto a la Comisión.  Vamos a ver si el aldabonazo que ha supuesto el posicionamiento que os comento eleva este asunto, tan doloroso para tantas personas, a la categoría que merece también en Europa. Porque en este asunto también hay víctimas. Porque en este asunto, también hay quienes han vivido con plena impunidad, no han reconocido el daño causado, no han pedido perdón y no han reparado los daños morales y materiales producidos por tanta barbarie. Y lo que es peor, hay quienes se lo toman a broma. Ya va siendo hora de que se den cuenta de que con esto tampoco se puede bromear. Voy a dedicar algunos esfuerzos a este empeño.

Tags: , , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (8)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. CRISTINA CALANDRE HOENIGSFELD dice:

    Una sugerencia para tus justos fines: Recuérdales a los de la Comisión que en España también se emitieron normativa antisemita y antirepublicana , las dos , del año 1939 nada mas finalizar la guerra civil , y que esto es una prueba real que España fue cómplice del Holocausto. Como bien dices , en la UE se toman en serio defender la negación del Holocausto ó apología del nazismo , y es por ello que conviene relacionar al gobierno franquista y sus crímenes con dicho Holocausto, así a lo mejor funcionarían de otra manera hacia los crímenes franquistas.

  2. Hola Cristina.

    Muchas gracias por tu sugerencia. Vamos a ver si encontramos referencia documental de estas normas y voy a remitirle tu sugerencia a todos los parlamentaris que colaboramos en este tema. La verdad es que aquí para nada son conscientes de lo dura que fue la represión en el franquismo y la postguerra. De hecho hace unos pocos meses prohibieron una exposición sobre fosas comunes aquí por considerar que las imágenes podían “herir la sensibilidad” de los espectadores.

    Muchas gracias

  3. Manuel G. Rey dice:

    No veo como la normativa antirepublicana franquista puede ser prueba del Holocausto, como parece decir Cristina Calandre.
    En cuanto a prohibiciones de imágenes para no herir susceptibilidades, he leído hace unos meses que en el Reino Unido han dejado de mostrarse las fotos que ordenó hacer el general Eisenhower de los pavorosos campos de concentración nazis. Lo que no se puede es borrarlas de la memoria de quien las haya visto una vez, y aún menos de la historia.

  4. Txols dice:

    Egun on, aunque el dia es un poco plomizo !!!!!!!!. Se ha hablado mucho sobre la listas de Franco tanto para bien (dicho por algun rabino)como para mal.
    Lo mismo que el Papa Pio XII le llamaron el Papa de Roosevelt, el papa de Hitler…muchos claros y oscuros pero como dices tu apasionantes, ahora lo que si es cierto que en España vivieron un monton de nazis,con el consentimiento de todos los gobiernos desde el franquismo pasando por la transicion y demas gobiernos y todos callados….
    Otro ejemplo lo tienes en Asturias Llanes (Alto de Torneria)conservan un monolito dedicado a los aviadores nazis nada mas y nada menos que la legion condor….Increible pero cierto!!!!!!!!!!!!!!
    Musus neska

Deja un comentario